lunes, 17 de enero de 2011

Tres nombres de mujer.

Para Francis, ella ya sabe por qué.


I. FRANCESA Y ANARQUISTA.
Alexandra David Néel (1868 -  † 1969).
Louise Eugénie Alexandrine Marie David nace en París en 1868. Padre republicano y madre creyente católica, la madre intenta imbuir en la niña sentimientos religiosos. La niña, sin embargo, prefiere durante toda la infancia y adolescencia la compañía del geógrafo anarquista Élisée Reclus, amigo de su padre. Reclus le lleva a interesarse por las ideas anarquistas de la época (Stirner, Bakunin...) Es inevitable en su juventud verse atraída por el incipiente feminismo de la época. Tras colaborar en diversas publicaciones y participar en los encuentros de mujeres, choca frontalmente con ellas al defender la independencia económica de la mujer como mejor vía para la emancipación femenina, estando sus compañeras más interesadas en el derecho al voto como reivindicación principal. Abandona el feminismo al que califica de "amables aves de precioso plumaje", refiriéndose a la extracción burguesa de estas mujeres poco o nada interesadas en la emancipación económica de las féminas. Alexandra viaja en bicicleta por España, Italia y Suiza. Excelente soprano, debuta de la mano del compositor Massenet. 
En 1900 se convierte en amante de Philipe Nell, ingeniero jefe de los ferrocarriles tunecinos. Se casan en Túnez en 1904. Mantienen una relación tempestuosa, pero durante toda su vida se respetarían el uno al otro profundamente. Alexandra lleva el veneno de la aventura en la sangre y a partir de su segundo viaje a la India en 1911 ya nunca más volverían a verse en persona, manteniendo una abundante correspondencia entre ambos, continuando su relación sólo de manera epistolar. En 1941 a la muerte de Philipe, Alexandra exclamará: "he perdido al mejor marido y al mejor amigo", tras 28 años sin verle en persona. Una mujer extremadamente singular, sin duda.
En la India Alexandra adopta como hijo a Yongden, un joven tibetano de 14 años que renuncia a todo por seguirla y la acompañará de por vida.
La hazaña que hizo internacionalmente famosa a Alexandra fue ser la primera mujer en conseguir entrar en la capital del Tibet, la ciudad prohibida de Lhasa, gesta impensable para una mujer. Con anterioridad Alexandra había aprendido tibetano, conocido sus costumbres y... aprendido a disfrazarse de tibetana y a pasar por una de ellas.
Alexandra se entrena hasta la extenuación andando 40 kilómetros diarios. Por fin inicia el viaje disfrazada de mendiga, la cara oscurecida con betún y el cabello oscurecido con tinta china, sortea temperaturas extremas, parajes imposibles, animales salvajes, enfermedades y hambre. Tras seis meses de penalidades, o no: "cada minuto de esta vida libre y vagabunda es una auténtica gloria", Alexandra logra entrar en Lhasa y pasar desapercibida. No contenta con su hazaña reside varios meses en Lhasa corriendo el inmenso peligro de ser descubierta.
"Se informa que una francesa, la señora Alexandra David Néel, quien se fue de Francia en 1911 para ir a la India, logró entrar en Lhasa, ciudad prohibida para los extranjeros"
Esta es la noticia que la agencia Havas publica el 24 de enero de 1925 y que recorrerá el mundo. Imaginen la cara que debió quedársele al marido.
Como siempre que Alexandra consigue algo, se siente decepcionada de ello una vez conseguido. Descubre que es famosa a nivel mundial, los norteamericanos la llaman: "La mujer en el techo del mundo". Escribe libros, da conferencias, y sobre todo sigue viajando. Su vida sigue, llena de peripecias imposibles de contar en una entrada de un blog si no se quiere escribir una novela. En 1969 Alexandra cuenta 101 años. El empleado municipal del pueblo de Francia donde Alexandra reside, ve entrar a esta con una sonrisa en los labios. Alexandra iba a renovarse el pasaporte. Muere poco después.
Más información en diversas páginas de la red. 
----------------------------------------------------------

II. ESPAÑOLA Y PRIMERA MUJER ALMIRANTE.
Isabel Barreto de Mendaña.
La bruma histórica nos envuelve para situar los orígenes de Isabel. Asimismo no tengo constancia de que haya quedado imagen suya cierta para la posteridad. Lo que he encontrado es una imagen recreándola al gusto del cómic actual. La pongo por poner algo, porque no cabe duda de que esta tetona con pantalones, pistolón en mano, ni de lejos se parecerá a la auténtica Isabel:

Parece claro su origen gallego, que algunos sitúan en Pontevedra. De nuevo la bruma histórica, algunos sitúan a su padre como un rico marino. Tenemos ya constancia cierta de que se encuentra Isabel en Perú hacia 1585, estando destinado su padre a un cargo administrativo. Siempre en el terreno incierto, parece que el Nuevo Mundo ofrecía más posibilidades de libertad para las mujeres (y hombres) que la anquilosada España. Algunos autores la suponen mujer culta e instruida. De todo esto yo no estoy en condiciones de ofrecerles ahora un retrato más aproximado, lo que si puedo asegurarles, y vamos a ver, es que demostró un carácter a la altura de cualquier grande de la época. Y una ambición no menos a la altura.
El leonés Álvaro de Mendaña es el típico aventurero español de la época. Gente que se la juega a "gloria o muerte". La mayoría encontraron la muerte sin gloria, esos no salen en los libros. Álvaro encontró la muerte, pero pilló algo de la esquiva gloria. En un accidentado viaje cree descubrir las míticas Islas Salomón. Retorna a España y consigue convencer a Felipe II para que le otorgue carta de conquista y colonización. El monarca accede. Mendaña va de aventura en aventura y... de desastre financiero en desastre financiero. Cincuentón y arruinado encuentra a una veinteañera Isabel en Perú. Hablar de amor en esas épocas es muy arriesgado, pero podemos hablar con seguridad de interés mutuo: Mendaña, pese a sus fracasos, es uno de los mejores y más valientes y obcecados marinos, e Isabel es una joven que se la quiere jugar a "gloria o muerte", quiere conquistas, oro, títulos y riquezas. La combinación va a dar buen resultado. La liquidez financiera la aporta Isabel, la experiencia Álvaro: 4 barcos, 378 hombres y unas 98 "personas" entre mujeres, niños y esclavos, parten a buscar la gloria. El matrimonio Mendaña ha empeñado todos sus bienes, ya no hay vuelta atrás. La aventura empieza mal: el primer piloto, el portugués Quirós, se lleva mal con Isabel, según él "por su despótico carácter". Se llevan mal los hermanos de Isabel, Lorenzo, Diego y Luis, con el maese de campo Manrique. Pese a todo el viaje hacia las míticas Salomón continúa.
Descubren las Islas Marquesas y las bautizan: Magdalena, San Pedro, Dominica y Santa Cristina. Tras comprobar que no son las Salomón deciden explorarlas, no sin antes tener un altercado con los indios que les rodean con canoas:
 “Tocáronse caracoles y dando con los canaletes en las canoas se embravecían todos, algunos sacando lanzas de palo que traían arrizadas y otros con piedras en hondas, que no traían otras armas. Con buen ánimo empezaron a tirar piedras con que hirieron a un soldado. Los soldados con sus arcabuces apuntaban y, como había llovido, no tomaba fuego la pólvora. Fue de ver el ruido y grita con que los indios llegaban y como algunos, cuándo se veían apuntar, se ponían colgados de las canoas dentro en el agua o detrás de otros indios. A un indio viejo se le dio un pelotazo en la frente de que cayó muerto y otros siete u ocho con él y, heridos algunos, se fueron quedando y nuestros navíos andando; y luego vinieron en una canoa dando voces tres indios, el uno traía un ramo verde y una cosa blanca en la mano y parecía señal de paz: parece que decían que fuésemos a su puerto; mas no se hizo y así se volvieron dejando unos cocos".
Siguen viaje los españoles y las Salomón no aparecen, la tripulación empieza a inquietarse. Mendaña no lo sabe, pero se ha desviado entre 3 y 5 grados al Sur de donde él encontró las Salomón. Atracan los españoles en Isla Graciosa y maltratan a los indígenas, lo que provoca la natural defensa de estos. El maese de campo Manrique está promoviendo un motín. La tripulación está muy enfadada con Isabel por su arrogancia:
"Con sólo los ropajes que había lucido en la jornada y las joyas que portaba se pagaba otra flota completamente avituallada." 
Encuentran por fin las Salomón, pero el ambiente ya está sumamente enrarecido y Manrique dice que no ha navegado infinidad de leguas para "cortar árboles y vivir como un indio" y que él quiere oro. De nuevo maltratan a los indígenas y hacen imposible la convivencia entre estos y españoles. Isabel insta a su marido y sus hermanos junto a algunos fieles a matar a Manrique y sus leales. Así sucede y le dan muerte sin permitirle confesión, pese a sus suplicas ya herido de muerte. Aplaude Isabel esta muerte. Pero Mendaña cae enfermo de fiebres y muere. Antes hace testamento y nombra a Isabel Capitan General y Almirante de la expedición.
Queda Isabel al mando de una tropa de hombres embrutecida y enloquecida, muchos de ellos enfermos, en guerra a muerte con los indios. El panorama es desolador... No se amedranta y convoca una especie de asamblea para que todos decidan qué van a hacer. La tripulación decide partir hacia Filipinas. El panorama que dejan es desolador: la fundada colonia de Santa Cruz hundida, multitud de hombres muertos y la malaria haciendo estragos entre los vivos. Pero se ha tomado posesión de las Islas Salomón. Confían en Quirós para que les guíe a las Filipinas. Parten. Pierden dos naves en el trayecto. Isabel sigue haciendo de las suyas y mientras la tripulación pasa sed, lava su ropa y se lava ella todos los días con agua de las botijas que tiene bajo llave. Ante las protestas Isabel responde: "si ahorcase a dos los demás se callarían". Quirós escribe: "Debe creer que yo nací con la obligación de servirla y sufrirla".
Háganse cargo de que los españoles de aquella época eran los mejores carniceros en los campos de batalla del mundo. Y háganse cargo de como esta mujer logró dominarlos. Yo no lo sé. Llegando a Filipinas la tripulación se amotina y quieren asesinar a Isabel. En aquel momento suben cuatro españoles de la colonia al barco y se paraliza el seguro -y justo- asesinato de Isabel. No dan crédito los cuatro recién llegados que ante tanto esqueleto viviente Isabel conservase dos puercas. ¿Pero cómo no matan esas puercas y dan de comer a los hombres? Cede Isabel con gran magnificencia y ordena matar las puercas y que se repartan entre los hombres.
El Gobernador de Filipinas Luis Pérez das Mariñas prepara un recibimiento solemne en el palacio de Manila. El público se amontona para ver a Isabel de la que dicen que viene del Perú y es la reina de Saba de las Islas Salomón.
No tarda Isabel en volverse a casar con un apuesto capitán, Fernando de Castro, siendo muy criticada por no guardarle el tiempo de luto al anterior. Y no tarda Isabel en convencer a su flamante marido para ir a conquistar nuevas tierras, pero esa ya es otra historia.
Hasta donde yo llego, tras varias odiseas Isabel y su nuevo marido recalan en España para reclamar su derecho sobre las Islas Salomón y aquí se pierde su pista, pareciendo que acaba sus días en su Galicia natal.
Fuente: La odisea completa resumida la pueden leer AQUÍ. Asimismo hay más información por la red, pero se contradice en cuanto a orígenes, etc. Lo más fiable es lo enlazado por estar basado en lo escrito por el cronista Quirós. 
----------------------------------------------------------------

III. MUJER Y NEGRA.
Harriet Tubman (1820 - † 1913).
Encabezar diciendo "mujer y negra" de una persona nacida en 1820 en Estados Unidos, ya es toda una declaración de intenciones.
La fecha de nacimiento es aproximada; ella misma dio tres posibles fechas diferentes, motivo evidente de que no sabía a ciencia cierta cuándo nació.
Harriet nace esclava en una plantación de Maryland. Durante su infancia es apaleada y golpeada por sus amos, algo normal, nada fuera de lo corriente. Siendo adolescente le alcanza en la cabeza un objeto pesado que iba dirigido hacia otro esclavo. Consecuencia de este hecho sufrirá apoplejía y tendrá "visiones" durante el resto de su vida. Siendo devota cristiana atribuirá estás visiones a premoniciones divinas. Quizás no se equivocaba...
Harriet trabaja duro, enferma varias veces, muerde en la rodilla a un hombre blanco que la golpea... Finalmente se casa.
El 17 de septiembre de 1849 Harriet se escapa. Ella aún no lo sabe, o quizás se lo dijo Dios en una de sus visiones, pero se va a a convertir en una pesadilla para los esclavistas blancos. Se desconoce la ruta de su huida, siendo seguro que utilizó lo conocido como "Ferrocarril subterráneo", una red de negros libres, blancos abolicionistas y cuaqueros que ayudaba a los esclavos a escapar. Alojada en ruta en las casas de blancos cómplices, Harriet tiene que fingir que trabaja de criada para sus salvadores para evitar sospechas. Se guía por la estrella polar para caminar por las noches, evitando así a los cazadores de esclavos. Hay una razón por la que nunca sabremos con exactitud la ruta de huida de Harriet, después la veremos.
Consigue llegar a Pensilvania, a la libertad y exclama esto:
«Cuando supe que había atravesado la frontera, miré mis manos para comprobar si seguía siendo la misma persona. El sol con sus rayos dorados atravesaba los árboles y caía sobre los campos y yo sentí que estaba en el cielo».
En Filadelfia Harriet trabaja y ahorra dinero. No tarda mucho en volver para rescatar a su familia. Si no sabemos la ruta de Harriet es porque ésta la mantuvo en secreto para poder seguir utilizándola. Después de conseguir rescatar a su familia, Harriet no se detendrá en esto y continúa sacando esclavos de las plantaciones. Astuta, planea las liberaciones los sábados por la noche, sabiendo que hasta el lunes no habrá prensa, disponiendo de un margen precioso de un día sin publicidad para aventajar a los captores y cazadores de esclavos. Aunque empiezan a correr rumores, nadie puede creer que una diminuta mujer negra sea el cerebro de una trama extremadamente efectiva de liberación de esclavos:
 «Fui guía del ferrocarril subterráneo durante ocho años, y puedo decir algo que no todos los guías pueden hacer, y es que yo no perdí ningún pasajero».
Se empieza a conocer a Harriet con el sobrenombre de "Moises", la que lleva los esclavos a la tierra prometida. Asumen por fin la realidad los esclavistas y ponen precio a su cabeza:
Posteriormente trabajó como espía durante la Guerra Civil. El primer marido de Harriet se diluye en la historia sin que yo ahora mismo sepa cómo. Se enamoró de un joven 22 años menor que ella y se casaron, pasando el resto de su vida juntos.
Durante sus últimos años se hizo sufragista. En cierta ocasión una mujer blanca le preguntó si creía que realmente las mujeres deberían votar. Harriet respondió:
«He sufrido lo suficiente como para creerlo».
Poniendo como ejemplo su propia persona, su argumento para exigir la igualdad jurídica entre hombres y mujeres era irrebatible: "Tanto en la guerra como en la sociedad moderna, las mujeres han sufrido y trabajado como los hombres en la construcción de las mejoras sociales". Una especie de "la que está para trabajar y guerrear, está para votar".
Durante su vejez los problemas derivados de la herida de su adolescencia continuaban afectándola. A finales de la década de 1890 se sometió a una intervención cerebral en el Hospital General de Massachusetts en Boston. Incapaz de dormir debido a los dolores y a un continuo zumbido, fue ella quien le solicitó al médico la operación cerebral. Fue operada sin anestesia dado que prefirió morder una bala como había observado hacer a los soldados de la Guerra Civil durante las amputaciones.
Harriet muere el 10 de marzo de 1913 rodeada de parientes y amigos.
----------------------------------------------------------------


El texto es mío, salvo lo evidentemente citado. Aunque son mujeres por lo general poco conocidas, disponen de más información en la red, libros, etc. No hay ni la décima parte de información como la que merecidamente se les da a brillantes intelectuales que tanto han aportado a la Humanidad como Sarta (de frivolidades) Carbonero, Lady Gaga (muy apropiado lo de "gagá") o la condecorada con la Gran Cruz de la Real y Distinguida Orden Española de Carlos III para premiar sus "extraordinarios y muy meritorios servicios a la nación", la Bibi,  pero algo sale.

122 comentarios:

  1. ¿Cuando duermes...?
    Mañana decícame por favor, La monja alferez.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Tío, te ha dado una taquicardia bloguera. Estás desatado. Refresco la página a ver si había alguien comentando, y veo otro post. Bueno, no lo he leído siquiera, ahora voy. Es que ya me estás empezando a preocupar.

    ResponderEliminar
  3. Jajajajaja. He dado explicaciones en el último comentario de la anterior entrada. Es que he tenido un mal día.

    Buenas noches, jajajajaja. ¡Estoy loco!

    ResponderEliminar
  4. La historia de Alexandra la conocía. Aunque lo de entrar en Llhasa y hacerse pasar por mendiga allí durante varios meses es una hazaña, realmente no es más que el colofón de una vida extraordinaria de aventuras.

    Por cierto, me encanta lo que dijo acerca de las feministas, que eran todas unas señoritingas aburridas. Coincide lo que escribí en el post sobre el voto femenino.

    ResponderEliminar
  5. Esto está muy largo pa esta hora, pero muy interesante, no me lo pierdo, volveré mañana...
    Salud

    ResponderEliminar
  6. Digo lo mismo que Genín, veo que vas cuesta abajo, melenas al viento y sin frenos escribiendo. Terminarás poniendo wikipedia por tomos a base de fascículos.

    Ya es mu tarde, me voy pa la cama.

    ResponderEliminar
  7. lo leo más tranquila más tarde. De mientras te dejo un beso wikidescla.

    ResponderEliminar
  8. Desclasado, no me das tiempo a leerte con la debida atención. En cuanto pueda me leo este reportaje (que es lo que es) y te comento.

    un saludo matutino

    ResponderEliminar
  9. O sea que la entrada era para ayer!!!!!
    Grrrrrrrr......☻

    ResponderEliminar
  10. Qué preciosidad la primera foto...
    A lo qwue iba...que si estuviera forrá te ponía un piso,te retiraba y te hacía de mecenas para que pudieras dedicarte en cuerpo y cuerpo a la escritura,jijo...
    Y ahora ya me leo de nuevo la entrada fijándome en los detalles,porque la primera pasada ha sido con el soniquete cerebral de "este tío no es humano""este tío no es humano"

    ResponderEliminar
  11. Koti: las primeras "feministas" fueron lo que fueron guste o no guste. Parece que no gusta, claro, y haya que embellecer la realidad para construir una épica que no existió. A ver cuando sacan los contactos con las WKKK, las damas del Ku Ku Klan. Tampoco sacarán el rebote de las negras diciendo que estas tías blancas de clase alta no ponían ningún impedimento, bien al contrario, en tener mujeres criadas (negras o no). Pero siempre nos queda la tragedia del 8 de marzo y las pobrecitas obreras muertas quemadas por el malvado macho patrón. Lástima que sea mentira, que si no quedaba precioso esto último.

    Blue: ¿por qué gruñes?

    India: soy humano, lo que pasa es que me dan espasmos. ¿La primera foto no parece un poco la niña del Colacao?

    ResponderEliminar
  12. La historia de Alexandra...me ha dicho muchísimo,me ha hablado al oído,la he entendido con complicidad...no me sé explicar ni me atrevo a hacerlo así,en público...estoy deseando contarle a mi él,porque a pesar las enormes diferencias...hay algo,quizás muy básico,lo más básico seguramente,en lo que me he sentido tremendamente...me sabe mal decir "identificada" por respeto a esta gran dama...en fin,yo me entiendo jijijiji...que ha sido como una ocasión genial para reforzar una parte del carácter que a veces sinetes que debes no sacar a la luz,como si fuera dañino,y es todo lo contrario...como una fuerza de que se puede ser independiente,rabiosa y defensivamente independiente,pero llena de sentimiento...sólo hay que tener la suerte de encontrar a alguien que lo entienda como tú...
    este es el típico comentario de los de "a India no la entiende ni su mare" jaajajaj perdón!
    Achuchones...me ha encantado esta entrada,Descla...a sus pies...voy a por un cupón a ver si puedo cumplir con mi palabra de ponerte un pisito jijijijiji

    ResponderEliminar
  13. jaaaaajajjaa ya quisiera la niña del colacao jaaaaaaaaaajajaja la de verdad y su doble jijijijijijiji
    estoy por sacarla en papel foto y enmarcarla...palabrita de honor...me ha encanmtado esa foto...vosotros no la véis...como contraída?como si hubiera estado hablando todo el rato y jsuto para el disparo le hubiesen dicho "calla un segundo!"...y ella cede pero con la intención en los ojos y en la actitud de continuar después?como "venga,tira que pueda menearme que tengo mucho por hacer?...creo que me he "emparanoyao" un poquitirrín con la foto...jijijijiji

    ResponderEliminar
  14. India: eso sí es fácil de entenderte. Si el nombre de India ya vendrá por algo. Si te gusta hay mucha info por internet de sus aventuras. Lo de Lhasa es espectacular por lo político-geográfico de la época, pero es una aventura "menor" de las suyas. Tan pronto está escapanado del comunismo en China en el 50 y tantos, como metida en una cueva en el Himalaya a 4000 mts de altitud creándose un ectoplasma que posteriormente la perseguirá durante meses.
    Es un crack. Es otra de las que tampoco veo en el santoral feminista... Ah, que no hablaba mal de los hombres ni culpaba a estos de sus males, ya lo entiendo.

    ResponderEliminar
  15. A mí me pasa como a India. La primera foto me parece encantadora. Son dos mujeres totalmente diferentes. Yo veo o la primera más romántica y soñadora. Al fin y al cabo dejó a un lado sus ideales feministas para perseguir un sueño particular. Una valiente.
    La gallega, que no conocía...un poco brava. No soy capaz de imaginármela con joyas, ja, ja.
    Gruño porque no me gusta andar contra reloj, ja, ja.

    ResponderEliminar
  16. Escapadita momentánea: Bonita entrada (sin recochineo). Me encanta Alexandra, no me hace demasiado pilin la gallega. India, seguro que Alexandra, se reía como tú.

    ResponderEliminar
  17. Gracias, Desclasado, por este regalo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Ala, ahí tenéis ya a la tercera mujer, que me meto yo sólo en cada embolado que luego me agobia.

    Está claro que la gallega no puede caer bien, ni yo lo pretendo. Pero de qué pasta estaría hecha esta fulana para tener a raya y someter, permitiéndose despotismos inverosimiles, a la peor y más brava gentuza de la época, metidos todos en el pequeño espacio de un barco.
    Yo creo que los hipnotizaba o algo, o les echaría sorgiñaks. Por la décima parte colgaban del palo mayor a cualquier almirante hombre.

    Gracias a ti, Alamut. Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Vos hacés muchas de estas, Maia, supuse que te gustaría.

    Qué gracia: cuando escribo en argentino-uruguasho el corrector me señala como falta el "hacés". Supongo que lo tengo configurado como español-España.

    ResponderEliminar
  20. Pues la última es la que más me gusta de las tres. La más generosa con diferencia.

    ResponderEliminar
  21. Ten en cuenta que la última, Blue, es la que realmente mejor sabe en carne propia cómo está el asunto de la gente que está hecha una mierda. Actúa en consecuencia a lo que ha vivido.

    ResponderEliminar
  22. Pues, claro. La primera vivió "su vida" y la última la puso al servicio de los demás. No se puede hacer nada más grande.

    ResponderEliminar
  23. Harriet Tubman, fué una mujer increible.Hay una película hecha sobre su vida llamada "Una mujer llamada Moisés", ahora no recuerdo de quién, que es impresionante.

    ResponderEliminar
  24. Primera noticia que tengo, Carmela. Muchas gracias que me la busco en el Ares.

    Blue, de acuerdo en que una hace bien común y las otras hacen lo de la Beauvoir antes de la Beauvoir: "lo personal es lo político" sin pretender en ningún momento ser ejemplo político ni na; hacen lo que quieren y les gusta, pero ello no las hace mejores ni peores. Excepcionales son las tres, cada una a su manera.

    No te discuto por nada especial o porque tenga preferencias: a las tres las he elegido yo, las tres son "mías"(¡machismo, machismo, posesión!), es que a veces pienso que dejarse los cuernos por la Humanidad... pues que no sé si la Humanidad se lo merece...
    (Naa, cosas mías).

    ResponderEliminar
  25. Ya he leído la tercera historia. Sabía algo del "ferrocarril subterráneo", pero nada sobre Harriet. Desde luego, cuánta gente admirable por diferentes motivos hay, y qué poco conocimiento sobre ella.

    Descla, no te enfadarás si te copio la idea y hago de vez en cuando una entrada sobre alguien poco conocido ¿verdad? Se me ha ocurrido ahora mismo que hay una paisana mía que merecería ser más conocida.

    ResponderEliminar
  26. Pues claro, Koti, qué me voy a enfadar; al contrario, será un placer leerte.

    ResponderEliminar
  27. Pues no estaba muy segura del título,pero venía a decirte que la historia de la la tercera mujer me sonaba de haberla visto en película...
    Comprendo lo que dice Blue,aunque también creo que las otras dos,aun de manera indirecta,también hicieron por el resto...a pesar de que no pensaran en ello ni estuviera en sus objetivos,como es el caso de esta última,claro...
    Admirables.Y saber que hay más,que Koti nos va a traer más...pues ea!insuperable!

    ResponderEliminar
  28. Yo también entiendo a Blue.
    Pero esto no se puede mirar desde una perspectiva feminista que intoxica todo. De entrada ninguna de las tres es conocida en el santoral feminista, al igual que Mercedes Formica y miles mas: no culparon de nada a los hombres.
    Lo único que puede valer como que "hicieron por las demás" va justamente contra el feminismo actual: "mujeres, menos llorar por vuestra condición de mujer y más hacer, que se puede hacer si no está una todo el día mirándose el ombligo y culpando a los hombres de la propia ineptitud". Desde ese punto de vista, desde luego hicieron mil veces más que las conocidísimas feministas. Pero a las conocidísimas feministas estas mujeres no les interesan porque les rompen su (falso) discurso de "las mujeres somos víctimas eternas".

    ResponderEliminar
  29. Cuando la negra se mete a sufragista es impepinable: "¿Qué me va a decir a mí alguien que no me HE GANADO el derecho a votar?"
    No que ME LO HAN DE DAR POR SER MUJER, QUE ME LO HE GANADO COMO PERSONA.

    ResponderEliminar
  30. En cine cine no se India, fué una miniserie de la TV (dos capítulos) de la NBC interpretada por Cicely Tyson.

    ResponderEliminar
  31. ¿Por fin se llama "Una mujer llamada Moises", Carmela? Es para buscarla...

    ResponderEliminar
  32. Carmela,yo,si el capítulo dura más de dos horas ya es peli jijijijiji
    Por eso te digo,Descla,que quizás no fuera su objetivo destacar como abanderadas de nada,pero que sí que hicieron...

    ResponderEliminar
  33. Si. te pngo el enlace dónde se habla de la película,no recuerdo el motivo por el que no hace demasiado pusieron un documental, con trozos de la pelicula y hablando de ella http://en.wikipedia.org/wiki/A_Woman_Called_Moses

    ResponderEliminar
  34. jaja India touche.Me refería a que no creo que esté en el cine, fué una peli de TV; como las que echan los domingos por la tarde, jajaja. Pero en un documental emiieron un resumen grande hablando de la figura de Harriet Tubman

    ResponderEliminar
  35. Está claro, India: estas mujeres hicieron.

    Voy a buscar en el Ares... Ahora os digo algo.

    ResponderEliminar
  36. Sí,sí jaaaaaaajajaj son las típicas que no espero que voy a aguantar viendo y al final me enganchan,Carmela...pero recuerdo que ésta me gustó de verás,no fue enganche tipo culebrón...jijijij

    ResponderEliminar
  37. Bueno yo ataco a la cocina.
    Besitos

    ResponderEliminar
  38. Interesante la historias de estas mujeres un poco ànomimas dentro de las famosas conocidas. La de la española, se la puede apropiar con todo el machismo que dice Ud. tener y ejercer en grado olímpico...una maltratadora en toda regla la señora esa,eh?.Aunque no tiene mucho que ver con lo de mujeres que supieron darle la vuelta a la adversidad, hay un librito que leí hace tiempo que me gustó mucho "El camino del tabaco". Ahí se "pinta" las vicisitudes de los desclasados americanos, la hambruna y pobreza de los blancos. Por que había esclavos de todos los colores. Un beso

    ResponderEliminar
  39. En el Ares como "Una mujer llamada Moises", de momento resultado nulo.

    Voy yo también a comer poia con polbo u otra cosa, que creo que no tengo ni poia ni polbo.

    ResponderEliminar
  40. Ay, ay, ay, ¿quien será es@ Francis a quien dedicas tan extensa y cultural entrada, tan excelsas biografías de bravos seres humanos?
    Tres magníficos ejemplos de fuerza interior bruta, o neta, que igual me vale.
    Seguro que no soy la única que te agradece tanta información. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  41. Ah, aún le leo, Fiorella: ¿cuando el despotismo lo ejerce una mujer será hembrismo, no?

    ResponderEliminar
  42. Emejota, sí, supongo que la Francis desconocida agradecerá la información si se lee todo el tocho, jajaja.
    Fiorella, que se me olvidó con lo del machismo/hembrismo: interesante lo de "La ruta del tabaco".

    ResponderEliminar
  43. jijijiji hommme sin polbvo se puede pasar,poia es algo más básico e imprescindible,no?jijijijiji

    ResponderEliminar
  44. Coño, India, eso parece ideal para los niños ¿no? Lo he empezado a ver...
    No tengo polbo, comeré macarrones, jajajajaja. (Las putas de los macarrones estarán pariendo políticos).

    ResponderEliminar
  45. Son excepcionales las tres y muy diferentes, pero Harriet me parece la más desinteresada y generosa. Y sobre la pregunta de si la humanidad lo merece...pues muchas veces no.

    ResponderEliminar
  46. Gracias, Blue: así queda mi conciencia tranquila y me puedo dedicar como la francesa y la gallega a irme a montañear por ahí y a conquistar islas sureñas.

    ResponderEliminar
  47. Hombre, son mujeres excepcionales y personas excepcionales, y eso no creo que nadie lo ponga en duda ¿No?
    Lo del ferrocarril subterráneo parece que no te atrae...;-)

    ResponderEliminar
  48. Joder, jajajaja, te estoy bromeando, ¿cómo no me va a atrae lo del ferrocarril si muy posiblemente hubiese escondido negros en mi casa? Jajajajajaja.

    A ver si me explico: entiendo que si os presento tres a la vez, tendáis a escoger una que os guste más que las otras sin demerito de las demás. Pero repito que a las tres las he escogido yo, que cada una en su estilo me parecen tremendas.
    ¿Escoger yo alguna? La vida de la francesa me resulta la más interesante.
    ¿Contenta? Jajajajajaja.

    ResponderEliminar
  49. Es que a ti eso de echarte al monte en solitario...ufffff.

    ResponderEliminar
  50. Ah, otra cosa: que acabo de decir lo de la francesa y puede dar lugar a engaños: el orden de presentación no tiene que ver con ninguna preferencia mía. A la gallega, sin dejar de reconocer su excepcionalidad (primera mujer almirante de la HISTORIA)la hubiese ahorcado sin dudarlo demasiado, o buen sorgiñak me hubiese tenido que hacer.

    ResponderEliminar
  51. Te juro que daría algo por haber visto como consiguió que no la ahorcasen amotinados, cuando a un hombre duro no le hubiesen pasado la décima parte. Me hago cruces...

    ResponderEliminar
  52. Sí, es bastante extraño. Seguramente hay datos que se escapan.

    ResponderEliminar
  53. Pues... Fíjate: en estas cosas te has de fiar siempre del cronista porque no hay otra posibilidad. Pero por ejemplo en el caso de Tenochtitlan y su conquista por Cortés, hay varios cronistas Cortés incluido. Hay podemos establecer equilibrios entre el autobombo de Cortés y la crónica de otros soldados. Pero en el caso de la gallega hay - si no me equivoco- un único cronista que es Quirós. Y a Quirós le cae fatal Isabel. Así que la posibilidad que nos queda es que Isabel esté afeada en la crónica de Quirós y no fuera tan mala. Pero aún así, los amotinamientos en tripulaciones que no encontraban el prometido tesoro pronto, estaban a la orden del día y esta mujer consiguió acabar la odisea.
    Bueno, que son tres fieras, ya lo hemos dicho.

    ResponderEliminar
  54. Y si no hubiese sido mala remala y hubiese sido "buena" se la hubiesen devorado en dos bocados...

    ResponderEliminar
  55. Que gracia. Estaba leyendo cosas suyas y dicen que solo se podía lavar ella, que a los demás no les estaba permitido gastar agua. Aseada, ja, ja.

    ResponderEliminar
  56. Blue, no es indiscreción; es curiosidad: ¿no te apellidarás Barreto o Mendaña?
    (Ni me contestes: es puro tonteo).

    ResponderEliminar
  57. Es bastante probable que no se amotinaran porque en el barco también iban mujeres y niños. Si fueran hombres solos sería otra cosa.
    A un marinero porque la desobedeció y bajó del barco a coger cocos para darle de beber a sus compañeros lo ahorcó...y ya no leo más , ja, ja.

    ResponderEliminar
  58. Creo que esos apellidos no tiene nada de gallegos. ¿Me ves tan bruta?

    ResponderEliminar
  59. Ejem... Justamente porque en el barco había otras mujeres, lo raro es que no la ahorcasen...

    ResponderEliminar
  60. Descla, tío, el post de hoy está muy currao y muy bien escrito y todo eso, pero... vaya tipas feas¡¡¡ venga, cabroncete, cuelga ya unas cuantas conejitas del playboy bien espatarrás.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  61. Nos dejaste mudos.
    A ver como enderezas esto ahora, ja, ja.

    ResponderEliminar
  62. Lo voy a borrar, jajajaj, que esto puede verlo cualquiera.

    ResponderEliminar
  63. Borrado, por aquí jamás pasó nada... JAJAJAJAJAJA.

    ResponderEliminar
  64. Hasta Tripi quedó descolocado.
    ;-)

    ResponderEliminar
  65. Es que no me digas que no es totalmente demencial... De mentes enfermas, sin ninguna duda.

    ResponderEliminar
  66. Es repulsivo, la verdad. No me quiero imaginar una película entera así.

    ResponderEliminar
  67. No sé si habrá películas enteras así, imagino que sí, que hay para todo. Cuando lo vi, chillaba y todo y hacia aspavientos.

    ResponderEliminar
  68. Tripi,corazón,piensa para próximas peticiones en la sensibilidad de los demás...que lo que se ha visto...en fin...he estado un ratito sin poder decir pamplona ni ná de ná...pero de asombro...y agquito...

    ResponderEliminar
  69. Tengo la sensación de que luego del almuerzo, sus posts tienden a tomar por un camino raro y difuso,puede ser? Este post, como el anterior, será posible enderezarlos o mejor dejarlo así?.Dígame, que es lo que borró y asqueo a India?

    ResponderEliminar
  70. Este es ya -decidídamente- el blog más feminista a este lado del Missisipi. No, mejor aún, eres el
    bloguero más amante de las mujeres heroicas y pimpantes (Apres moi, of course, je, je)

    A India la has hecho estremecer, perillán. Te ganas día a día el cielo femenino, ooh. A la David-Neel estaba claro que en las ecografías le salían dos buenos ovarios bien puestos. Que vestida de tibetana no aparentara, precísamente, ser una fashion victim es pecatta minuta.

    Y de la marinera había leído algo en un libro sobre piratería. ¿Que es feminismo? ¿Y tu me lo preguntas? Feminismo eres tú...

    ResponderEliminar
  71. ¿Feminista? ¡Oh, Dios, no! Pues ahora hago una entrada de lucha de sexos.

    Fiorella y demás personas interesadas: enviadme un mail quien lo quiera ver y os envío por ese medio la cochinada. No quiero colgarlo aquí. Es bastante desagradable, avisados vais.

    ResponderEliminar
  72. jajaja no si al final Blue e India van a tener razón Frankie, eres un amor: "feminismo eres tú" ,jajaja. Descla ataca!!!!

    ResponderEliminar
  73. Yo no quiero ver ná, que India se ha quedado sin pamplona y blue desapareció despues de.

    ResponderEliminar
  74. Ah, sí: y enderecemos, que aquí no pasó nada...

    ResponderEliminar
  75. Vengo del paseo de los nenes,con bicicleta uno y roller el otro,jartita corré,y ná má que pensando en aclarar que mi comentario era en tono jocoso,eh?no se vaya a molestar Tripi,podió...la cochiná está en un blog amigo,acompañado de una morena tumbada con un culito bien terso jijijijij que hizo que mi él se parara en seco ante la pantalla que yo miraba y que no suele interesarle lo más mínimo jaaaaaaaaaaaaaajajajaja
    Frankie...eres un amor...oooooohhhhhhhh

    ResponderEliminar
  76. India, jartita de corré...jajajaja
    no seas mala que tú lo dijiste primero, jajaja

    ResponderEliminar
  77. A ver como hace ahora el Desclasado para quitarnos este dolor de cabeza, ja, ja.

    ResponderEliminar
  78. Haciendo una entrada de risa de lucha de sexos que va a salir en 3, 2, 1...

    ResponderEliminar
  79. Este frenesí bloguero...¿Te lo hiciste ver, ja, ja?

    ResponderEliminar
  80. Espero que sea apropiado para la sesión de noche.
    ;-)

    ResponderEliminar
  81. Me pido a Frankie!!prime!prime!jijijiji

    ResponderEliminar
  82. India, yo te iba a pedir a ti, ja, ja.

    ResponderEliminar
  83. Ostrás...jamás se me habría ocurrido...perdón...estooooo...si todavía quieres,vale...jijijiji qué vergüenza...jijijijiji

    ResponderEliminar
  84. Naaaaa...un par de masajitos para quitar el dolor de cabeza, ja, ja.

    ResponderEliminar
  85. Me pido me pido... Hum... ¿Quiénes estáis por aquí?

    ResponderEliminar
  86. Estamos con un pie aquí y otro allí (espatarradas, se dice ;-)

    ResponderEliminar
  87. Masaje y aromaterapia con un stick de TheBodyShop que es la leche...alivia el dolor,pero si te pasa pillas un colocón de muette jijijijiji
    Descla...posiblemente Blue,Frankie y yo hagamos triplete..ejemejem

    ResponderEliminar
  88. Ahora es cuando viene Tripi y se pide a Blue...jijijijiji

    ResponderEliminar
  89. Eso sí que no. El 3 es perfecto, es el equilibrio.

    ResponderEliminar
  90. ¿Así que Blue, Frankie y tú de trío, no, India? Muy bonito, así me pagáis mis desvelos.
    Alguna me recogerá...

    ResponderEliminar
  91. Bueno,Frankie aún no se ha manifestado...si falla te recogemos...por el interés te quiero andrés jaaaaaajajaja

    ResponderEliminar
  92. oyeeeeeeeeeeees desvergonzadas, ¿dónde me quedo yo?, que el trio nació en mi spa

    ResponderEliminar
  93. Vosotros encargados de regularnos la temperatura...del agua, ja, ja.

    ResponderEliminar
  94. jajajajajaja
    ya verás como te quemas!!!!!!

    ResponderEliminar
  95. Ahhhhhhhhhh la gallega,cómo sabe!!cierto!carmela,Blue y yo en las burbujitas...sintiendo las...cosquillas...jijijijij

    ResponderEliminar
  96. Vale,besugo animal de compañia
    Pero me pido dar el aceite, jajajaja

    ResponderEliminar
  97. Calla,calla..que como hablemos de escaldar nos apalean antes,como al polbo antes de meterlo en agua caliente jijijijiji

    ResponderEliminar
  98. Calla, que nos van mazar, ja, ja. No des ideas.

    ResponderEliminar
  99. Me reclaman las responsabilidades maternales...dejo el polbo a medias jijijijiji Carmela,cuidadín que a Frankie le pone que no veas lo untuoso...jijijiji

    ResponderEliminar
  100. De eso nada, ¿qué es eso de si falla Frankie te recogemos? Ah, no, de eso nada (si no me insistís más).

    ResponderEliminar
  101. Pos sigue leyendo que te han puesto con un termómetro en la mano y furea del agua...jaaaaaaajajaja
    ta lueguito!

    ResponderEliminar
  102. Desclasado, puedes sustituir a India mientras se hace el polbo. (Creo que son 20 minutos de cocción ;-)

    ResponderEliminar
  103. Eso, Blue, ahora me quieres: ¡para escaldarme!

    (Y con el cambio horario para cuando entra Fiorella esto ya está totalmente desmadrado, jajajaja)

    ResponderEliminar
  104. Solo nos quedaríamos sin la piel. Eso es todo, ja, ja.

    ResponderEliminar
  105. Un coete protoniko es lo que te voy a echar...

    ResponderEliminar
  106. Era un coete protoniko de antipatía, no te hagas ilusiones.

    ResponderEliminar
  107. Hala, hasta le bajó la temperatura a la olla del polbo.

    ResponderEliminar
  108. Creo que las pulpeiras lo hacen a fuego lento.
    ;-)

    ResponderEliminar
  109. ¿Mejor así, no? Que lo otro quizá lo queme por fuera y lo deje un tanto crudo por dentro. Y mejor que quede lo de dentro muy bien hecho.

    ResponderEliminar
  110. El pulpo sin piel tiene muy mala presencia. Si alguna vez te lo sirven así, devuélvelo. Es un fallo imperdonable.

    ResponderEliminar

Caminante que por aquí recalas: si me comentas en una entrada antigua es probable que no te conteste por no ver tu comentario. Pero no por ello te prives.