lunes, 17 de enero de 2011

Cuando los progres se comportan como fachas. (Ley Sinde).

Dicen que el fascismo no es más que miedo. Es un reduccionismo demasiado simplista, pero no me cabe duda de que tiene su parte de verdad.
Resulta que Fernando Savater es un firme defensor de la Sinde y sus cosas. Resulta que Amador Fernández-Savater, hijo del anterior, no sigue la opinión de su padre y tiene la suya propia. Y resultó que probablemente alguien confundió a Fernando Savater con Amador Fernández-Savater e invitó al hijo a unas cenas clandestinas que la Sinde estaba montando con los progres de la "kultura".
Y este fue el resultado: un puñado de fascistas vestidos de progres defendiendo sus intereses de clase. Un puñado de fascistas con miedo, mucho miedo.
FUENTE ORIGINAL: BLOG PERSONAL DE AMADOR FERNÁNDEZ-SAVATER.
Copiopego:
------------------------------------------------------------------------------
LA CENA DEL MIEDO.
(Reunión con la ministra Sinde y sus "amigos").


[Amador Fernández-Savater, coeditor de Acuarela Libros, fue invitado (por azar, por error o por alguna razón desconocida) a una reunión con la ministra de Cultura y otras figuras relevantes de la industria cultural española para hablar sobre la Ley Sinde, el tema de las descargas, etc. En este texto cuenta lo que vivió, lo que escuchó y lo que ha pensado desde entonces. Su conclusión es simple: es el miedo quien gobierna, el miedo conservador a la crisis de los modelos dominantes, el miedo reactivo a la gente (sobre todo a la gente joven), el miedo a la rebelión de los públicos, a la Red y al futuro desconocido.]

La semana pasada recibí una llamada del Ministerio de Cultura. Se me invitaba a una reunión-cena el viernes 7 con la ministra y otras personas del mundo de la cultura. Al parecer, la reunión era una más en una serie de contactos que el Ministerio está buscando ahora para pulsar la opinión en el sector sobre el tema de las descargas, la tristemente célebre Ley Sinde, etc. Acepté, pensando que igual después de la bofetada que se había llevado la ley en el Congreso (y la calle y la Red) se estaban abriendo preguntas, replanteándose cosas. Y que tal vez yo podía aportar algo ahí como pequeño editor que publica habitualmente con licencias Creative Commons y como alguien implicado desde hace años en los movimientos copyleft/cultura libre.

El mismo día de la reunión-cena conocí el nombre del resto de invitados: Álex de la Iglesia, Soledad Giménez, Antonio Muñoz Molina, Elvira Lindo, Alberto García Álix, Ouka Leele, Luis Gordillo, Juan Diego Botto, Manuel Gutiérrez Aragón, Gonzalo Suárez (relacionado con el ámbito de los vídeo-juegos), Cristina García Rodero y al menos dos personas más cuyos nombres no recuerdo ahora (perdón). ¡Vaya sorpresa! De pronto me sentí descolocado, como fuera de lugar. En primer lugar, porque yo no ocupo en el mundo de la edición un lugar ni siquiera remotamente comparable al de Álex de la Iglesia en el ámbito del cine o Muñoz Molina en el de la literatura. Y luego, porque tuve la intuición de que los invitados compartían más o menos una misma visión sobre el problema que nos reunía. En concreto,imaginaba (correctamente) que sería el único que no veía con buenos ojos la Ley Sinde y que no se sintió muy triste cuando fue rechazada en el Congreso (más bien lo contrario). De pronto me asaltaron las preguntas: ¿qué pintaba yo ahí? ¿En calidad de qué se me invitaba, qué se esperaba de mi? ¿Se conocía mi vinculación a los movimientos copyleft/cultura libre? ¿Qué podíamos discutir razonablemente tantas personas en medio de una cena? ¿Cuál era el objetivo de todo esto?

Con todas esas preguntas bailando en mi cabeza, acudí a la reunión. Y ahora he decidido contar mis impresiones. Por un lado, porque me gustaría compartir la preocupación que me generó lo que escuché aquella noche. Me preocupa que quien tiene que legislar sobre la Red la conozca tan mal. Me preocupa que sea el miedo quien está tratando de organizar nuestra percepción de la realidad y quien está tomando las decisiones gubernamentales. Me preocupa esa combinación de ignorancia y miedo, porque de ahí sólo puede resultar una cosa: el recurso a la fuerza, la represión y el castigo. No son los ingredientes básicos de la sociedad en la que yo quiero vivir.

Por otro lado, querría tratar de explicar lo que pienso algo mejor que el viernes. Porque confieso desde ahora que no hice un papel demasiado brillante que digamos. Lo que escuchaba me sublevó hasta tal punto que de pronto me descubrí discutiendo de mala manera con quince personas a la vez (quince contra uno, mierda para...). Y cuando uno ataca y se defiende olvida los matices, los posibles puntos en común con el otro y las dudas que tiene. De hecho me acaloré tanto que la persona que tenía al lado me pidió que me tranquilizara porque le estaba subiendo la tensión (!). Tengo un amigo que dice: “no te arrepientas de tus prontos, pero vuelve sobre los problemas”. Así que aquí estoy también para eso.

Quizá haya por ahí algún morboso preguntándose qué nos dieron para cenar. Yo se lo cuento, no hay problema, es muy sencillo. Fue plato único: miedo. El miedo lo impregnaba todo. Miedo al presente, miedo al porvenir, miedo a la gente (sobre todo a la gente joven), miedo a la rebelión de los públicos, miedo a la Red. Siento decir que no percibí ninguna voluntad de cambiar el rumbo, de mirar a otros sitios, de escuchar o imaginar alternativas que no pasen simplemente por insistir con la Ley Sinde o similares. Sólo palpé ese miedo reactivo que paraliza la imaginación (política pero no sólo) para abrir y empujar otros futuros. Ese miedo que lleva aparejado un conservadurismo feroz que se aferra a lo que hay como si fuera lo único que puede haber. Un miedo que ve enemigos, amenazas y traidores por todas partes.

Quien repase la lista de invitados concluirá enseguida que se trata del miedo a la crisis irreversible de un modelo cultural y de negocio en el que “el ganador se lo lleva todo” y los demás poco o nada. Pero no nos lo pongamos demasiado fácil y pensemos generosamente que el miedo que circulaba en la cena no sólo expresa el terror a perder una posición personal de poder y de privilegio, sino que también encierra una preocupación muy legítima por la suerte de los trabajadores de la cultura. Ciertamente, hay una pregunta que nos hacemos todos(1) y que tal vez podría ser un frágil hilo común entre las distintas posiciones en juego en este conflicto: ¿cómo pueden los trabajadores de la cultura vivir de su trabajo hoy en día? 

Lo que pasa es que algunos nos preguntamos cómo podemos vivir los trabajadores de la cultura de nuestro trabajo pero añadiendo (entre otras muchas cosas): en un mundo que es y será infinitamente copiable y reproducible (¡viva!). Y hay otros que encierran su legítima preocupación en un marco de interpretación estrechísimo: la industria cultural, el autor individual y propietario, la legislación actual de la propiedad intelectual, etc. O sea el problema no es el temor y la preocupación, sino el marco que le da sentido. Ese marco tan estrecho nos atrapa en un verdadero callejón sin salida en el que sólo se puede pensar cómo estiramos lo que ya hay. Y mucho me temo que la única respuesta posible es: mediante el miedo. Responder al miedo con el miedo, tratar de que los demás prueben el miedo que uno tiene. Ley, represión, castigo. Lo expresó muy claramente alguien en la reunión, refiriéndose al modelo americano para combatir las descargas: “Eso es, que al menos la gente sienta miedo”. Me temo que esa es la educación para la ciudadanía que nos espera si no aprendemos a mirar desde otro marco.

Tienen miedo a la Red. Esto es muy fácil de entender: la mayoría de mis compañeros de mesa piensan que “copiar es robar”. Parten de ahí, ese principio organiza su cabeza. ¿Cómo se ve la Red, que ha nacido para el intercambio, desde ese presupuesto? Está muy claro: es el lugar de un saqueo total y permanente. “¡La gente usa mis fotos como perfil en Facebook!”, se quejaba amargamente alguien que vive de la fotografía en la cena. Copiar es robar. No regalar, donar, compartir, dar a conocer, difundir o ensanchar lo común. No, es robar. Traté de explicar que para muchos creadores la visibilidad que viene con la copia puede ser un potencial decisivo. Me miraban raro y yo me sentía un marciano.

Me parece un hecho gravísimo que quienes deben legislar sobre la Red no la conozcan ni la aprecien realmente por lo que es, que ante todo la teman. No la entienden técnicamente, ni jurídicamente, ni culturalmente, ni subjetivamente. Nada. De ahí se deducen chapuzas tipo Ley Sinde, que confunde las páginas de enlaces y las páginas que albergan contenidos. De ahí la propia idea recurrente de que cerrando doscientas webs se acabarán los problemas, como si después de Napster no hubiesen llegado Audiogalaxy, Kazaa, Emule, Megavideo, etc. De ahí las derrotas que sufren una y otra vez en los juzgados. De ahí el hecho excepcional de que personas de todos los colores políticos (y apolíticos) se junten para denunciar la vulneración de derechos fundamentales que perpetran esas leyes torpes y ciegas.

Tienen miedo a la gente. Cuando había decidido desconectar y concentrarme en el atún rojo, se empezó a hablar de los usuarios de la Red. “Esos consumidores irresponsables que lo quieren todo gratis”, “esos egoístas caprichosos que no saben valorar el trabajo ni el esfuerzo de una obra”. Y ahí me empecé a poner malo. Las personas se bajan material gratuito de la Red por una multiplicidad de motivos que esos clichés no contemplan. Por ejemplo, están todos aquellos que no encuentran una oferta de pago razonable y sencilla. Pero la idea que tratan de imponernos los estereotipos es la siguiente: si yo me atocino la tarde del domingo con mi novia en el cine viendo una peli cualquiera, estoy valorando la cultura porque pago por ella. Y si me paso dos semanas traduciendo y subtitulando mi serie preferida para compartirla en la Red, no soy más que un despreciable consumidor parásito que está hundiendo la cultura. Es increíble, ¿no? Pues la Red está hecha de un millón de esos gestos desinteresados. Y miles de personas (por ejemplo, trabajadores culturales azuzados por la precariedad) se descargan habitualmente material de la Red porque quieren hacer algo con todo ello: conocer y alimentarse para crear. Es precisamente una tensión activa y creativa la que mueve a muchos a buscar y a intercambiar, ¡enteraos!

Lo que hay aquí es una élite que está perdiendo el monopolio de la palabra y de la configuración de la realidad. Y sus discursos traducen una mezcla de disgusto y rabia hacia esos actores desconocidos que entran en escena y desbaratan lo que estaba atado y bien atado. Ay, qué cómodas eran las cosas cuando no había más que audiencias sometidas. Pero ahora los públicos se rebelan: hablan, escriben, se manifiestan, intervienen, abuchean, pitan, boicotean, silban. En la reunión se podía palpar el pánico: “nos están enfrentando con nuestro público, esto es muy grave”. Pero, ¿quién es ese “nos” que “nos enfrenta a nuestro público”? Misterio. ¿Seguro que el público no tiene ninguna razón verdadera para el cabreo? ¿No es esa una manera de seguir pensando al público como una masa de borregos teledirigida desde algún poder maléfico? ¿Y si el público percibe perfectamente el desprecio con el que se le concibe cuando se le trata como a un simple consumidor que sólo debe pagar y callar?

Tienen miedo al futuro. “¿Pero tu qué propones?” Esa pregunta es siempre una manera eficaz de cerrar una conversación, de dejar de escuchar, de poner punto y final a un intercambio de argumentos. Uno parece obligado a tener soluciones para una situación complejísima con miles de personas implicadas. Yo no tengo ninguna respuesta, ninguna, pero creo que tengo alguna buena pregunta. En el mismo sentido, creo que lo más valioso del movimiento por una cultura libre no es que proponga soluciones (aunque se están experimentando muchas, comoCreative Commons), sino que plantea unas nuevas bases donde algunas buenas respuestas pueden llegar a tener lugar. Me refiero a un cambio en las ideas, otro marco de interpretación de la realidad. Una revolución mental que nos saque fuera del callejón sin salida, otro cerebro. Que no confunda a los creadores ni a la cultura con la industria cultural, que no confunda los problemas del star-system con los del conjunto de los trabajadores de la cultura, que no confunda el intercambio en la Red con la piratería, etc.

Eso sí, hablé del papel fundamental que para mí podrían tener hoy las políticas públicas para promover un nuevo contrato social y evitar la devastación de la enésima reconversión industrial, para acompañar/sostener una transformación hacia otros modelos, más libres, más justos, más apegados al paradigma emergente de la Red. Como se ha escrito, “la inversión pública masiva en estudios de grabación, mediatecas y gabinetes de edición públicos que utilicen intensivamente los recursos contemporáneos -crowdsourcing, P2P, licencias víricas- podría hacer cambiar de posición a agentes sociales hasta ahora refractarios o poco sensibles a los movimientos de conocimiento libre”(2). Pero mientras yo hablaba en este sentido tenía todo el rato la sensación de arar en el mar. Ojalá me equivoque, porque si no la cosa pinta mal: será la guerra de todos contra todos.

Ya acabo. Durante toda la reunión, no pude sacarme de la cabeza las imágenes de la película El hundimiento: encerrados en un búnker, sin ver ni querer ver el afuera, delirando planes inaplicables para ganar la guerra, atados unos a otros por fidelidades torpes, muertos de miedo porque el fin se acerca, viendo enemigos y traidores por todos lados, sin atreverse a cuestionar las ideas que les arrastran al abismo, temerosos de los bárbaros que están a punto de llegar...(3)

¡Pero es que el búnker ni siquiera existe! Los “bárbaros” ya están dentro. Me gustaría saber cuántos de los invitados a la cena dejaron encendidos sus ordenadores en casa descargándose alguna película. A mi lado alguien me dijo: “tengo una hija de dieciséis años que se lo baja todo”. Y me confesó que no le acababa de convencer el imaginario que circulaba por allí sobre la gente joven. Ese tipo de cosas constituyen para mí la esperanza, la posibilidad de razonar desde otro sitio que no sea sólo el del miedo y los estereotipos denigratorios.Propongo que cada uno de los asistentes a la próxima cena hable un rato sobre el tema con sus hijos antes de salir de casa. O mejor: que se invite a la cena tanto a los padres como a los hijos. Sería quizá una manera de sacar a los discursos de su búnker, porque entonces se verían obligados a asumir algunas preguntas incómodas: ¿es mi hijo un pobre cretino y un descerebrado? ¿Sólo quiero para él que sienta miedo cuando enciende el ordenador? ¿No tiene nada que enseñarme sobre el futuro? El búnker ya no protege de nada, pero impide que uno escuche y entienda algo.

Amador Fernández-Savater (11-1-11)
Fuente de la fotografía:rocketraccoon

NOTAS

1 Alguien en la cena reveló que había descubierto recientemente que en “el lado oscuro” también había preocupación por el tema de la remuneración de los autores/trabajadores/creadores. ¡Aleluya! A pesar de esto, durante toda la reunión se siguió argumentando como si este conflicto opusiera a los trabajadores de la cultura y a una masa de consumidores irresponsables que lo quieren “todo gratis”.

2 “Ciberfetichismo y cooperación”, por Igor Sadaba y César Rendueles

3 Por supuesto, el búnker es la vieja industria. El “nuevo capitalismo” (Skype, Youtube, Google) entiende muy bien que el meollo de la cosa está hoy en que la gente interactúe y comparta, y en aprovecharse de ello sin devolver más que precariedad.

--------------------------------------------------------------------------
¿Qué la palabra facha o fascista está desvirtuada? Ya, pues cuando dejen de usarla desvirtuándola los fachaprogres para definir al que no trague con su impostura, la dejaré de usar yo también. O café para todos o café para nadie, que estos falsos no me van a dar ninguna lección de ética.

107 comentarios:

  1. Hay que acabar con los blogueros que hacen dos entradas diarias y con Belen Esteban.
    (Volveré cuando el trabajo me lo permita ;-)
    Bonjour...

    ResponderEliminar
  2. Buen artículo el suyo.
    Estoy de acuerdo con mucho de lo que expone... y me parece que la "imagen" que da de los asistentes se acerca bastante a lo que debió ser aquello.
    El ejemplo de la pareja que va al cine y los que se dedican a subtitular me ha hecho mucha gracia... Y lo de "la gente usa mis fotos de perfil" me ha llegado al alma. En fin...
    A este chaval (bueno, ya no lo será, es que le vi de crío en algún programa y era menor que yo, si no recuerdo mal) le van a caer hostias, seguro. Ya me veo las columnitas de los "afectados" (a menos que decidan ignorarle)..
    Muy curioso.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Ya sabe usted lo que dijo el otro dia el señor Letrado del Congreso... Ya sabe usted que ellos se autoidentifican ya como clase superior y se refieren a los demás en tono displicente, 34 años creandose privilegios fíjese usted que parecía eterno el franquismo y ya llevamos otro tanto de esto...

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno el tema, Descla. Me ha encatado la confusión "Savater" y la cena, tan surrealista y esperpéntico. Poco se preocupa el lado oscuro de lo que se cobra en la industria cultural (que término tan feo para definir ¿cultura?), puesto que entonces subirían los sueldos, que a día de hoy son de escándalo por lo miserables. El problema es que si se les acaba el chollo, ya no habrá un montón de gente titulada y mejor preparada que los que dirigen el cotarro, dispuestos a trabajar para pagarles las comidas, las cenas, los viajes y las putas.
    Ah, por cierto, me gustaría que supieran definir qué es un autor y quién o qué decide que alguien se convierta en creador.
    Feliz semana

    ResponderEliminar
  5. Amo a Fernando Savater (alias "el bizco eze" para mi él,y lo dice con el resquemor de los celillos,se le nota) y más lo amo al leer a su hijo,porque sí,porque jopleines...qué gran persona y qué gran padre quien hace de un hijo un ser así,a pesar de las diferencias...deja que llegue mi él y me encuentre babosa y tontorrona,se preguntará a quién se debe...jaaaaaaaajajaja
    A Sinde y compañía no les contaron el cuento de los cabritillos y el lobo...de haberlo hecho,le hubieran pedido al Savater al que invitaban,que enseñara la patita por debajo de la puerta,para saber si podían dejarlo pasar o no...
    Achuchones!!
    Estas "compulsiones" tuyas...Descla...estos pensamientos que en un movimiento espasmódico de tus dedos se hacen entradas...me tienen alucinada...dime qué vitaminas tomas,anda...

    ResponderEliminar
  6. Esta experiencia de la cena por sorpresa, muy bien relatada y expresada por cierto, no deja de apuntar en la misma dirección y denunciarla.
    Tenemos políticos chapuceros e ignorantes, que no saben de la realidad que les envuelve y pretenden organizar, y por otro lado, a la hora de "asesorarse" invitando a "eruditos" en la materia (como si le concediera un privilegio al contar con sus opiniones), solo son los que no quieren perder el poder y control de la moneda y la exclusividad de mercado, para seguir manteniendo al resto del mundo en la ignorancia por miedo a que se enteren de que los están despellejando, pero mira por donde, casualidades de la vida, invitaron a un "topo" de los que bien se guardan, para seguir en sus hazañas.
    Qué bien nos cuentan al resto, sus logros bien "informados" conociendo la dimensión del problema demandada por la sociedad en general, encontrando las soluciones adecuadas, para tenernos contentos, ¡vaya farsa de engaño e hipocresía! y encima los pagamos nosotros, surrealismo total para una de Hitchcock.

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado al entrada, como no podía ser menos. Ahora me voy a peripatear con los perritos a ver si encuentro alguna solución descabellada a tanta interrogante interesante, aunque puede que el vuelo de cualquier gaviota se me lleve la imaginación a las nubes. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Me parece una vergüenza que los "defensores" de la cultura sean los inquisidores de su difusión. Un grupo de música (hablo con conocimiento) trabaja seis meses al año ¿porque?, Porque no trabajan once como los demás.
    Porque tengo que pagar impuestos por Beethoven si no tiene herederos, por que tiene uno que pagar por un disco para meter las fotos de mis hijos.
    Esto que relatas no es conservadurismo es ser vagos, que es diferente. Yo vendo camiones ¿tengo que cobrar un canon cada vez que un transportista realiza un viaje? esta beneficiándose de mi propiedad intelectual.
    Yo simplemente reduzco a estos señores a la categoría de vagos y te lo dice uno que nunca ha bajado una película de internet y que compro los libros en las librerías (cuando bajan de precio). Quizás hubiese que obligar a pagar impuestos en España a Alejandro Sanz entre otros, ya sabes "no es lo mismo, ser justo, que justo me va ".
    De talibanes y controladores de la información uno esta un poco hasta los cojones...

    No puede ser que uno haga un disco y quiera vivir toda la vida tocandose el rabo, hay que trabajar más...

    ResponderEliminar
  9. Perdon por el lenguaje... me he quedado corto..

    ResponderEliminar
  10. Luego os respondo que voy liado de curro.
    Si llega a estar en la cena Güily Toledo me corro.
    (Dando ejemplo: No os preocupéis por el lenguaje mientras no lo uséis unos contra otros).

    ResponderEliminar
  11. El artículo no tiene desperdicio y el chaval es un valiente contándolo todo.
    Me sorprenden algunos de los nombres de los asistentes a la reunión, como García Álix, pr ejemplo.
    Y sí, deberían llevar los hijos a la reunión, o bien ser un poco coherentes e ir a ella después de pagarles toda la música que se descargan.
    Creo que se van a axfisiar en el búnker, ja, ja.
    ¡Cuanto me gustaría tener también un topo en un consejo de ministros!

    ResponderEliminar
  12. Asfixiar, leñe!!!...que solo pensar en que les falte el aire me pone nerviosa del gusto.

    ResponderEliminar
  13. La que le está cayendo a Amador en el blog...curioso,al parecer OukaLele se llama Bárbara (lo siento,soy una ignorante,ya,pero sólo conozco de ella su arte...y ni idea de que tenía feibu) también estuvo allí y dice que el escrito es traicionero y tergiversa la realidad que ella vivió...ná,lo apunto por aquello de que todas las versiones sean oídas,no?a mí me gusta,al menos...así me hago idea de que el equilibrio de ambas sería lo más cercano a lo objetivo,supongo...nusé...dudo...nusé...

    ResponderEliminar
  14. Muy rápido: personalmente el día que vea una manifestación de "artistas" con una pancarta que diga:

    NO A LAS SUBVENCIONES. LAS SUBVENCIONES MATAN EL ARTE.

    Ese día empezaré a valorar lo de las descargas y tal. Mientras "artisteen" subvencionados con mi dinero, yo también decidiré lo que quiero que se haga con el producto de mi dinero. Digo yo...

    ResponderEliminar
  15. Respecto a la pataleta de Ouka Lele:

    1)Existen esas cenas, ella misma lo reconoce.
    2)Nos hemos enterado de esas cenas por el topo.
    3)¿A quién creemos? ¿A quién ha destapado o a quien callaba y se siente "traicionada"?

    Pocas dudas tengo yo...

    ResponderEliminar
  16. No,si no me refiero a dudar en el fondo...no digamos dudar,digamos "entender" ese sentimiento que dice ella de traición,que sí,que yo me alegro,porque de no haber sido así...no nos hubiéramos enterado y la cena hubiese sido más de jijijaja cómo nos lo pasamos sin que se enteren de ná...pero sólo mencionarlo,nada más.

    ResponderEliminar
  17. No, no me malentiendas, India: hay que mirar SIEMPRE todas las versiones. Pero en este caso partimos de que hay versión porque alguien ha destapado. No tendríamos ni versión y a saber ya cuántos han pasado por las cenitas de los cojones.

    ResponderEliminar
  18. Ahora que tengo un rato para responder, observo que poco puedo responder más que en general parece que estamos todos bastante de acuerdo.
    Está claro que esta es la versión del que la narra. Tan claro como que no tendríamos versión de no ser porque alguien se les coló. Si hubiesen dado antes otras versiones: "la ministra nos cita para ver de llegar a acuerdos y tal", quizá les creyese a los "artistas". Pero no, no habían dicho ni pío, por lo que todo esto toma claros tintes de arreglitos privados entre la camarilla para seguir chupando del bote.
    Que se vayan a la mierda. Y que les quiten las subvenciones. Que toquen en el metro, que si tan bien lo hacen ya les contratará una discográfica.

    ResponderEliminar
  19. Y respecto a la anterior entrada de Goebbels y manipulación, me ha pasado Babunita ESTO en su blog, que parece interesante.
    Me voy a acabar de currar para levantar el país, por aquello del ¡arriba ejtepaís!

    ResponderEliminar
  20. No sé en qué lugar estás Descla, pero al respecto de las subvenciones y de las "políticas culturales" hay una expo en BCN en el CCBC que lo pone muy de manifiesto, sobre todo en uno de los cortos que se muestran. El título es D-Baroc.

    ResponderEliminar
  21. Pues sí, aquí hay poco que comentar porque básicamente todos pensamos lo mismo. Yo me bajo de todo, lo digo abiertamente. Tengo más de 1600 películas y docenas de series completas con todas sus temporadas. Lo único que compro, y de la máxima calidad que puedo, son los CD de música clásica y ópera, pero ya ahí empezamos a meter la pata, porque muchos no los he encontrado sino en el extranjero. Que soy un poco especialita en mis gustos, lo reconozco (me encanta la ópera barroca), pero que no pueda tener en mi poder una obra hasta viajar a Londres, tiene castaña (me estoy refiriendo a tiempos en los que no se compraba por internet).

    Y sí, he ido al Corte Inglés a comprar algunas películas y me he encontrado con que ni estaban ni se las esperaba. Y no me estoy refiriendo a un documental rodado en Mongolia en 1945, sino a películas de Glen Close o Gregory Peck. Eso sí, todos los bodrios españoles estaban allí, para que pagara por ellos después de haber subvencionado con millones una película que no ha tenido una recaudación ni de 100.000 euros. Y claro, esas películas que no encontré en la tienda estaban en Emule sin problemas, fíjate.

    ResponderEliminar
  22. Gracias, Ataúlfa, tomo nota.

    Koti: lo mismo, me ha pasado lo mismo; que busco para comprar películas o libros y están descatalogados (que sólo tienen novedades). Así que al internete que me voy y encuentro sin problemas...

    Para ser legales: insulsa REPLICA DE ÁLEX DE LA IGLESIA. Por mí que no digan que no doy las dos versiones...

    ResponderEliminar
  23. Sigo, aquí, que no he querido hacer un comentario muy largo que luego se va al spam.

    Quería decirte algo que surgió en los comentarios del post anterior. Cuando lo leí todavía no estaba el comentario de Blue sobre Grazalema. Te confirmo que es el lugar de España donde caen más litros de lluvia al año. Es un pueblo precioso, donde yo veraneaba de adolescente. Y allí está una de las maravillas de España, el pinsapar, que originalmente no había pinsapos más que allí y en los Urales. Ahora no sé, es posible que hayan plantado pinsapos en otras sierras.

    Con lo aficionado que eres al campo, a la montaña, es imperdonable que no conozcas esa zona: Grazalema, Olvera, Zahara de la Sierra, Setenil... Allí está el nacimiento del Guadalete y hay unas rutas preciosas para senderismo. Y se come de escándalo. Pon el lugar en tu lista de sitios pendientes, y acércate cuando puedas. Eso sí, si vienes y no me avisas antes, no te perdonaré jamás.

    ResponderEliminar
  24. Jajajajaja. Más tonto que un higo me has puesto. Pues claro que te aviso y el Sur es una carencia que tengo. Siempre que pienso en la montaña pienso en el Norte, como si fuesen asociadas.
    Gracias, jajajaja, se me sale la risa de lo tonto que estoy.
    Besazo, qué menos.

    ResponderEliminar
  25. Kotinussa, acabas de obrar un milagro. Cada vez que el Desclasado piense en lluvia pensará en el Sur, ja, ja.

    ¿Donde está el comentario de Ouka, que no lo veo?

    ResponderEliminar
  26. Blue, el último es el de esta hora:

    16 de enero de 2011 15:32

    Y de ahí hacia atrás hay muchos. Firma como "Bárbara".

    ResponderEliminar
  27. ¡Ojo!, le acarició el hombro y mojó el pan en su misma salsa, ja, ja. Está tierna. Un poco repetitiva en los comentarios ¿No?
    El de la Iglesia muy TI(ene)MI(e)DO..., con mucho cuidado de caernos mal.

    ResponderEliminar
  28. Eso me pasa con la Bárbara Allende Gil de Biedma, que entre disco rayado de táctica repetitiva y apelar a los sentimientos de "cómo pudiste hacerme esto con lo mucho que nos quisimos", no me la creo.
    Y al Álex la foto le está que ni pintada...
    "Sólo queremos avanzar, llegar a acuerdos..." ¿Y para eso hacéis cenitas privadas sin luz ni taquígrafos?

    ¡Viva Amador!

    ResponderEliminar
  29. Justitojustito lo que Koti ha hecho era lo que tenía en el coco hacer desde que leí lo de Blue...pero jijo,no sabes el tiempo que lleva hacer camas litera...losmuettos...pues eso,que te pierdes un espectáculo que la naturaleza le regala al espíritu si no vienes a la sierra de Cádiz y que no puedes dejar de avisar si vienes.
    Achuchones

    ResponderEliminar
  30. Chicos esto no es serio, vuelvo ahora de un largo día de trabajo y me encuentro boicoteada mi entrada,¿es que solo impongo cuando lloro?
    arrierito semos y en el camino nos veremos.
    Descla te leo y vuelvo

    ResponderEliminar
  31. De la entrada, me sumo a la opinión general, en la que parece todos coincidis. Y me sumo ala invitación de Koti,tienes que conocer el Sur, y su Sierra que es impresionante.

    ResponderEliminar
  32. Sí, Bárbara se pone tierna para dejarlo como un traidor. Y el de la Iglesia...ja, ja, ja...me recuerda a India (ella sabe por qué ;-)
    Carmela, ya sabes que yo el amor me lo tomo en serio, pero es que la espantada...
    Desclasado, "tres eran tres y ninguna era buena", como te pillen!!!

    ResponderEliminar
  33. Blue, si el Descla viene a Cádiz, yo te mando un billete para que tú tambien vengas, jajaja, que dónde hay trs caben cuatro.

    ResponderEliminar
  34. No, que ahí llueve mucho, ja, ja.

    ResponderEliminar
  35. No me imagino a una gallega rehuyendo la lluvia, tú lo que no quieres es ver a Descla,jaja

    ResponderEliminar
  36. No, la verdad es que miro esa foto y es para echar a correr, ja, ja.
    Como para llevarlo a un monte!!!

    ResponderEliminar
  37. Bueno, no voy a decir nada más de él, que no está y vaya a pensarse que es venganza, jaja.Me voy a una tediosa reunión de vecinos.
    Besos
    Descla!!guápo, guapo, guapo

    ResponderEliminar
  38. Blue,pero te recuerdo al nuevo Alex de la Iglesia o al anterior?jijijijiji por las gafas y la mirada de asesino sin remordimiento?jijijijijijieg que no leí el enlace,pero ahora que tengo el tiempo que tarda el mayor en ducharse solito,lo miro,quiero saber qué tenemos en común Alex y yo,le tuteo ya,fíjate!jijijijiji

    ResponderEliminar
  39. Salta a la vista, India, ja, ja.

    ResponderEliminar
  40. jaaaaaaaaaaaaaajajajaj ya te digo si salta!jaaaaaaaaaaaaaaaaaajajaja eg que no había visto jijijijijiji explico,eg que mi foto de perfil del feibu es una con nariz de payasa,me quiero tanto que no uso a OukaLele para parecer guapa jijijijiji espero que no lo lea,que como la pille ovulando lo mismo lo toma como un ataque y se me desarma en un mar de lloro...

    ResponderEliminar
  41. Aaaah, Descla, dios de la fertilidad bloguera. Pensaba en los ecos de Goebbels y ya me encuentro con la "traición" del hijo de Savater. Acaba de decir el archimandrita Teddy Bautista, como ya sabéis, fermosos, que no perseguirán a los particulares que descarguen.

    ¡¡Albricias!! A ponerse las botas tocan. Ya no se podrá alardear de lo que te has bajado, dejará de ser "peligroso"

    ResponderEliminar
  42. Yo creo que hay una "quintacolumna" de fachas que todo lo penetran, son dificiles de detectar, muchos ni siquiera saben que son fachas...
    Salud

    ResponderEliminar
  43. Pues alegra saber que Teddy Bautista ya salió de su autismo...

    ;-)

    ResponderEliminar
  44. Creo que han tenido bastante éxito aplicándole Prozac vía supositorio, Blue. Ahora, percibe la unidad del cosmos y la maravilla de las descargas gratis. Eso y presiones para lavar la imagen, claro

    ResponderEliminar
  45. Introduciendo otro tema, aunque es de esta misma gentuza: ¿Qué os parecen las nominaciones de los Goya? Muy sospechosas, ¿no? Todas para el presidente y la vicepresidenta de la Academia, qué casualidad.

    ResponderEliminar
  46. Querido Desclasado, Ayer copie y pegue en la idiota el magníifico artículo, más tarde pensé que ya lo habrían leído todos los que leen lo interesante y expurgan.
    Me alegro infinito de encontrarlo aquí. Es una pasada que bien descrito está el miedo.
    Los que estaban en la ceno son los progres-idiotas. Por no decir pobres de mente y de corazón.
    ¿Alguien se ha parado a pensar que la física no tiene copyright, que todo conocimiento y arte es de todos? Es del que lo hace y del que lo disfruta.
    Y los que puedan pagar que paguen, y los que no que les pidan a los geniecillos progues el dienro para comprarlo.
    Valiente panda de memos!

    ResponderEliminar
  47. Jope, con las nominaciones esas, Koti. Así, a bote pronto, me salen catorce nominaciones para De la Iglesia. Esto ya parece un concurso de belleza de pueblo: La más guapa, la hija del alcalde. Tooooma cacicada, ooh

    Marcela: sí que tienen miedo, pero también poder ¿Porqué siempre irá junto?

    ResponderEliminar
  48. Si no se dan premios ellos, ¿quién se los va a dar?
    La verdad es que algo se mueve...
    Me cabreo pensar qué coño hacía García-Alix en esa cena?. Es mi amigo y a punto estoy de decidir dejar de serlo. Me sacan de quicio las cenitas mano a mano artistas-poder.
    Estoy contigo, la cultura y el arte sólo crecen en libertad no en chiringuitos subvencionados.
    Así hacen lo que hacen. ¿Alguien ha visto alguna película española que trate de la corrupción de los partidos, de las maniobras del poder con los comisionista de las multinacionales, de la vocación inmobiliaria de la SGAE, de la familia disfuncional de algún banquero, etc.
    Hablan y cuentan algo...?
    Lo mejor que puede hacer Sinde por la cultura de los españolitos es poner multas de hasta 300.000 euros a todos los que se bajen gratis cultura española. Así no tendriamos otro remedio que ver, oír y leer cosas que sí son cultura y arte.
    Por cierto yo me bajo todo, incluso lo que no me da tiempo de ver.
    Os recomiendo la series Downton Abbey, Mad Men, Treme, y otras cosas que son la gran cultura de nuestro tiempo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  49. Frankie, tiene poder y nos quieren meter miedo. Creo que tienen miedo porque están perdiendo poder.

    ResponderEliminar
  50. ¡Brava, Marcela!, hay que bajar incluso lo que no podamos ver.
    Me voy a bajar todas las canciones de Los Canarios y no las voy a ver por falta de tiempo, ja, ja.

    ResponderEliminar
  51. Yo es que soy muy cabrona, pero estoy encantada de que Biutiful se haya ido de vacío en los Golden Globe. Que los Bardemes estaban ya creyéndose lo mejor del mundo.

    Por cierto, ahora que hablo de Bardem, una cosa que he querido comentar siempre sobre el tío director, y que nunca he tenido ocasión. ¿Os habéis fijado que las películas buenas que hizo las hizo en pleno franquismo, con censura a tope y todo lo demás, y en cuanto llegó la democracia este hombre no se comió un colín? Peor aún, después de una cuesta abajo sin frenos cerró su carrera con un vergonzoso bodrio con Mar Flores de protagonista. Hasta los que dirigen los anuncios de Ariel para la tele le podían mirar por encima del hombro. Qué lástima haber hecho buenas películas para terminar así, ¿no?

    ResponderEliminar
  52. ¿Biutuful?, ja, ja la peor película de Iñárritu, sin duda.
    Creo que Bardem lloró al leer el guión y ya no pudo parar.

    ResponderEliminar
  53. Jajajajaja, resulta que Pe va a tener el niño en Los Ángeles, "para que tenga doble nacionalidad". Así que Bardem quiere un niño yanki capitalista, ¡qué cosas! Lo coherente es que Pe fuera a parir a Cuba, a Palestina o a algún sitio así.

    ResponderEliminar
  54. Me disculpáis, pero me he vuelto loco compulsivo y me he puesto a escribir una entrada, que ni siquiera he podido acabar. Es mi forma de descargar tensiones de un no muy buen día. Y ahora, cautivo y desarmado el ejército desclasarojo, me voy a dormir rendido. Mañana os contesto, estáis en casa.
    Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  55. Muy bien, unos descargando tensiones y otros canciones.
    ¡Feliz descarga!

    ResponderEliminar
  56. Voy rauda a descargarme varias tensiones, que estoy muy relajada.

    ResponderEliminar
  57. Genín: creo que es más sencillo y más "eterno": el que está arriba se suele volver facha. En unos casos será por influencia ambiente y en otros porque en realidad siempre quiso serlo y se disfrazó de progre para allanarse el camino.

    Koti y Frankie: me quedo pasmado aunque tampoco me extraña eso de que se premien a sí mismos. Escuela Bibiana, le llaman. LO del niño gringo de Pe es una pena. Con lo bien que hubiera quedado Chávez de padrino (con Fidel de pareja de hecho mosesual de Chávez).

    Marcela: es cojonudo el artículo. Es que le sale muy natural, como que es lo que hay: una casta aparte que no quiere perder privilegios.
    Yo por vicio aún no me bajo nada, jajajajaja. Pero si hay que hacerlo se hace.

    Blue: yo también te quiero. Te quiero tanto que me iba a Cádiz porque está en la otra punta de Galicia, para tenerte lejos y no morir de amor. Por mera supervivencia.

    ResponderEliminar
  58. y olé!jopelines...luego decimos que no es pasional...jaaaaaaaaaaaaajajaj

    ResponderEliminar
  59. India, por no mojarse es capaz de decir cualquier chorrada.
    Desclasado, todavía te noto aprisionado por el pulpo gigante, ja, ja.
    Besos...¿secos?...agggg...que mal suena.

    ResponderEliminar
  60. Es al revés, Blue: por "mojarme" soy capaz de decir cualquier chorrada y afrontar cualquier ventura. (Jajajajaja)
    Besos de pulpos.

    ResponderEliminar
  61. Suena mejor que besos de polbos jijijiji,pero quizás debas mojarte más y decirle así a Blue jijijiji por gallega brava jaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaajajajaja

    ResponderEliminar
  62. Desclasado, India quiere espectáculo. Que se moje ella, que tiene la sierra esa cerca, ja, ja.
    Contente!!!

    ResponderEliminar
  63. jijijijijiji me has pillao jijijijiji intentaba picar para entretener la mañana jaaaaaaajajaja anda,venga,animarse...si vosotros también lo pasáis bien...jijijijiji

    ResponderEliminar
  64. ¡qué remala es India! Jajajajaja.

    Y luego le dices algo a ella y se pone a hablar de su él, sus chikitajus y de lo arisca que es, jajajajajajajaja.

    ResponderEliminar
  65. jijijijijiji jopelines...pues sí que me tenéis "calada"! tengo que investigar nuevas estratagemas...jijijiji

    ResponderEliminar
  66. Un momento, un momento: ¿pulpo en gallego es polbo?
    Jopelines, que dice la otra, yo siempre veía "pulpo a feira" y creía que se decía igual que en castellano.

    Besos de polbos, India.

    ResponderEliminar
  67. jaaaaaaaaaaaaaaaaajajajajaja hasta ahora no lo habías entendido?!qué pensabas?que escribía una falta de ortografía garrafal,dos veces!en dos sitios!y me quedaba tan pancha?!jaajajaja esto es por lo del rintintín de mi él jaaaaaaaaaaaajajajaja que ya me he criado la fama jaaaajajajaja memeo!
    besos de polbos,dí que sí!jijijijijiji

    ResponderEliminar
  68. Pues la verdad es que creía que jugabas al polbo-polvo (por coito) haciéndolo pasar por galego, jajajajajaja.

    ResponderEliminar
  69. jaaaaaaaaaaajajaja desojonaros conmigo porque esta mañana es surrealista total...a que no sabéis lo que me han pedido?jijijijiji ayomáquemeparto,una amiga me ha escrito pidiéndome que le haga de modelo para su muestrario de prendas jaaaaaaaajajjajaa obviamente la he llamado,quería comprobar que no se había pimplado la botella de vodka de las navidades ella sola jaaaaaaajajaja lo voy a hacer por el descojone,así que Blue,que lo mismo te tengo que pedir consejo para photoshopear a destajo jaaaaaaaaaajajajaja ya os enseñaré el enlace para que nos partamos todos juntos jaaaaaaaaaaajajajajja

    ResponderEliminar
  70. Aclaro.-las prendas son abalorios hechos de reciclaje de ropa...que destacarán sobre el fondo siempre negro de mi vestimenta jijijiji

    ResponderEliminar
  71. ¡Hostia! ¡Yo quiero ver eso! Si no quieres que sea en público me mandas mail, pero si me pierdo eso jamás te invitare a unos polbos.

    ResponderEliminar
  72. Polbo es polvo aunque nadie lo dice así.

    Yo quiero verlo todo, ja, ja!!!!

    ResponderEliminar
  73. Ya sé, es la que hace florecitas con telas...
    ;-)

    ResponderEliminar
  74. Ay... No me liéis, va.

    ¿CÓMO SE DICE PULPO EN GALLEGO? No me hagáis ir a un diccionario...

    ResponderEliminar
  75. La misma,Blue!
    Polbo á feira es el Pulpo de toda la vida,no?el que se pone sobre la base de patata cocida con aceitito y pimentón...no?

    ResponderEliminar
  76. Aceitito y pimentón es lo que te voy a poner yo a ti para comerte, gamberra.

    ResponderEliminar
  77. El pìmentón lo pongo yo jajajaja que me lo traigo de La Vera,Cáceres,y es el mejor!jaaaaaaaaaaaaaajajaja

    ResponderEliminar
  78. Que sí, que polbo es pulpo, pero todo el mundo aquí la llama pulpo.
    Sal aceite y pimentón picante en plato de madera y sin base de patatas!!!

    ResponderEliminar
  79. Y se le llama así "á feira" (a la feira), porque es y fue el plato típico en todas las ferias de pueblo.

    ResponderEliminar
  80. Bien!porque a mí las patatas me sobraban jijijiji que siempre que lo hace mi él me riñe porque no me las como jijijijiji ya tengo excusa,una gallega autóctona me salvaguarda jaaaaaaaajajajja Por cierto,no veas los chiquitajus comiendo polbo...hay empujones y manotazos en la mesa por llegar el primero a la tablita de madera jijijiji y no sólo entre ellos dos...jijijiji

    ResponderEliminar
  81. Y el papi chillando "mancha ansiosos!!las papas también se comen!"jaaaaaaaajajaja

    ResponderEliminar
  82. India, en las ferias se come siempre con pan, con buen pan.

    ResponderEliminar
  83. Vosotros sí que sabéis...eg que no veas los miajones de pan en ese aceite con el pimentón...oooohhh qué hambre!!!y hoy toca lentejas en casa...pues también están wenas,ya ves...jaaaajajajja jopelines...qué mala hora para hablar de papeo...

    ResponderEliminar
  84. Ahhh, aclarado el misterio: en gallego normalizado es polbo, en la calle es pulpo.

    Ale, Blue, mociña, traduce "mancha ansiosos!!" que yo no sé...

    Joder, me está entrando un hambre... Y esta vez no hago doble sentido con el sexo.

    ResponderEliminar
  85. Más exactamente con una buena poia de pan!!!
    Si tenemos un lenguaje muy rico, ja, ja

    ResponderEliminar
  86. jaaaaajajaja mancha ansiosos es como decir panda de ansiosos...muchedumbre descontrolada...por ejemplo...

    ResponderEliminar
  87. Hasta la poia de pan con polbo me comía ahora mismo.

    (Gracias, India, por lo de manxa).

    ResponderEliminar
  88. jaaaajajaja si yo le digo a mi él "Killo,baja a buscar una poia de pan"...cierra con llave y me mira con la típica mirada picarona...y más vale que no abra la boca porque me diría una barbaridad...

    ResponderEliminar
  89. Si le digo yo a la panadera "dame una poia para comérmela con polbo", posiblemente su marido salga de la trastienda del horno y me parta la cara.

    ResponderEliminar
  90. jijijijijijiji nusé..prueba...jaaaaaaaaaaaajaja

    ResponderEliminar
  91. Pues lo de poia sí que se dice, "dame unha poia de pan" (No confundir con dame unha poia como un pan).
    ;-)

    ResponderEliminar
  92. Esto me recuerda cuando de niños estábamos viendo la televisión y decían: "y se escondió en el follaje". Todos con cara de cómplices diciendo por lo bajini: "jiji, ha dicho el follaje, jiji".

    ResponderEliminar
  93. Ja, ja, ja cuando yo era pequeña en el cole los niños nos gastaban esta broma:
    -Oye, ¿Sabes como se dice hojas en gallego?
    -Follas
    -Cuando quieras, je, je.

    ResponderEliminar
  94. Yo recuerdo lo de:

    - ¿Jugamos al teto?
    - ¿Qué es eso?
    - Tú te pones y yo te la meto.
    - Vete a la mierda.
    - Vale, juguemos a la piragua.
    - No me fío...
    - Lo mismo pero bajo el agua.
    (Y en toda la escena el coro de amigotes carcajeándose "JUA JUA JUA" cuando se daba la respuesta clave).

    Y en ese plan... No me extraña que pasase años, lustros, antes de follar... Con esas técnicas...

    ResponderEliminar
  95. Yo tenía la intención de comentar sobre el post,el negocio de la cultura,lobbies y demás pero veo que se derivó en cuestiones un tanto más vernáculas....enfin. Por acá se juega al teto, pero no sabía lo de abajo del agua,jajajajajaja.Un beso.

    ResponderEliminar
  96. Fiorella, no le preocupe: siempre se puede enderezar el asunto. Suele ocurrir que cuando ya hemos hablado del tema derive la conversación a los tonteos.

    ResponderEliminar
  97. Glups...qué descontrol...el Sí que se llama así era comentario para el post de las mujeres...sobre la peli que dice carmela...
    Sobre los juegos con las frases...a mí todavía me los hacen,que lo sepáis,lo que sufro en silencio...
    Sobre Fiorella,por favor,disculpa es despitorre y dinos!
    Achuchones!!

    ResponderEliminar
  98. jajajaja,India,no pasa nada, si algo no hay que perder es el sentido del humor, faltaba más!!.Achuchones para todos.

    ResponderEliminar
  99. Dios mío... En sólo una década auguro que en toda Sudamérica se dirá "¡achuchones!" y nadie sabrá jamás que esto se lo enseñó India a unas amigas de allá y fue corriendo la bola.
    Dios mío, estoy observando un momento lingüístico histórico.

    ResponderEliminar
  100. Cómo te cachondeas de la menda...jaaaaaaaaaajajaja
    Aaaaaaaaaachuchones!!!

    ResponderEliminar
  101. No se equivoque Descla, esta "menda" (esta si que la aprendí hace poco) ya sabe hace buen rato lo de achuchones y otras palabras que usan por ahí. No se olvide que hay muchos compatriotas por esos lares y cuando vienen de vacaciones traen un bagaje de modismos y palabras que ni le cuento. Ud. quiere vivir un momento histórico?Con la crisis no le alcanza?jajajajaja.

    ResponderEliminar
  102. Jopelines...y yo que iba a patentarlo y a hacerme de un dominio...jijijijijijijiji

    ResponderEliminar
  103. Fiorella: pues otra uruguaya lo confundió y decía: ¡¡¡apapuchos!!!
    Yo lo cierto es que en España no había oído lo de achuchones a la manera india.
    No me cachondeaba de usted: la expresión de India "como te cachondeas de la menda" se refería a ella misma, creo, o por lo menos el término menda se suele usar en primera persona.

    ResponderEliminar
  104. Claro,Fiorella,me refería a cómo se cachondea de mí (menda significa eso,"mí""de la que escribe""de esta persona")no que se cachondeara de nadie...jopelines,tenéis razón,debo cuidar más mi lenguaje por respeto a las personas que quizás no entiendan el argot por demasiado español de españa...lo siento,siento el error.
    Achuchones

    ResponderEliminar

Caminante que por aquí recalas: si me comentas en una entrada antigua es probable que no te conteste por no ver tu comentario. Pero no por ello te prives.