jueves, 20 de mayo de 2010

Hermanas Ross, 1944. Increíble.

Me llega este mail que me ha dejado alucinando. Les ruego aguanten la cancioncilla del primer minuto y no dejen de verlo. No doy crédito a lo que hacen estas payas. Y no había efectos especiales por ordenador: es real ¡Y no se rompen!

8 comentarios:

  1. A mi no me engañan con esas sonrisas, eso tiene que doler.

    ResponderEliminar
  2. Aprenderemos a hacer contorsiones si hace falta.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Igual se criaron en un circo, es que sonríen tan natural...

    ResponderEliminar
  4. Mira esto Descla:
    http://www.youtube.com/watch?v=yv5gOmpevdU&feature=related

    ResponderEliminar
  5. estoy de acuerdo con amor, eso duele fijo!

    ResponderEliminar
  6. Hola Caserío, bienvenida. ¿Te llamo "caserio" así en español en el original o prefieres otro nombre? Si a mí me parece bien, me hace gracia incluso.

    ResponderEliminar
  7. jajajaja diossss mío, no lo había visto. Quien tuviera esa flexibilidad! jajaja

    ResponderEliminar

Caminante que por aquí recalas: si me comentas en una entrada antigua es probable que no te conteste por no ver tu comentario. Pero no por ello te prives.